Audioquest Dragonfly, sonido grandioso en empaque pequeño.
 
Lanzado en 2012, el amplificador convertidor / preamplificador / amplificador de audio digital a analógico DragonFly USB de AudioQuest fue recibido con entusiasmo como un producto que satisfacía a audiófilos y melómanos, con la capacidad de conectarse al puerto USB de una computadora para ofrecer un sonido más limpio, claro y muy natural.

Pequeño, accesible, facil de usar y muy efectivo, DragonFly obtuvo varios reconocimientos en 2012 y 2014 y pronto llegó la siguiente generación, llamada DragonFly Black y DragonFly Red, pero ahora en una versión portátil, para teléfonos inteligentes y tabletas, mismos que pueden utilizarse como un reproductor de música de alta fidelidad.

“Podemos decir que estos dispositivos son los mejores DACs en su categoría gracias a sus características y beneficios y pueden adquirirse a través de los distintos canales de distribución, tiendas especializadas, de música, tiendas departamentales y en línea”. Salvador Guzmán, responsable de AudioQuest en Representaciones de Audio, es quien nos llevará de la mano para conocer estas pequeñas, pero grandes soluciones de audio.
En el dispositivo móvil sí se puede tener audio de alta calidad.
“Partimos de la premisa de que en todos los teléfonos inteligentes que existen en el mercado tenemos un sinnúmero de funciones y características diseñadas principalmente para la comunicación a través de diversas plataformas; sin embargo, ninguno de ellos, ya sea de baja o alta gama, están diseñados específicamente para entregar un audio de buena calidad, a través de una salida específica de alta resolución. Muchos clientes, apasionados del audio de alto desempeño, quieren tener en su dispositivo esta música que ocupa un gran espacio en memoria y escucharlo en los audífonos tradicionales, que no son capaces de entregar por sí solos todo el gran sonido de alta resolución que el cliente está pagando a través de una plataforma de streaming de música, 
independientemente del dispositivo móvil de que se trate”, menciona Salvador y continúa: “para esto, podemos echar mano de DragonFly, cuya tarea es decodificar, extraer el sonido digital y convertirlo a una señal analógica que podamos escuchar con ciertas resoluciones, alcances y amplificación”.

“Los dos modelos base de la serie DragonFly son el Black y el Red, y finalmente el Cobalt. Todos integran un preamplificador y un amplificador de sonido, con salidas variables de audio o una salida fija, dependiendo de la variante. Dentro de su construcción, tipo memoria USB, se encuentran distintos componentes trabajando de forma sincronizada para extraer el sonido grabado dentro de un dispositivo móvil, para convertirlo y entregarlo a nuestros audífonos. Además del amplificador interno, el DragonFly incluye un chip de decodificación, un puerto decodificador de audio análogo-digital a través del formato o de la interfaz USB 2.0, con una conectividad que le permite conectarse a cualquier tipo de adaptador que previamente va conectado al teléfono celular”.
“Uno de los beneficios que vamos a tener de manera inherente con este pequeño dispositivo es que va a entregar la máxima resolución posible que esté dentro del dispositivo móvil. Es decir, si en el teléfono celular hay archivos MP3, que es el formato más comprimido que hay, a través del DragonFly escalarán a una resolución más alta”, explica Salvador.

Los dispositivos están pensados básicamente para equipos portátiles. “Los clientes que disfrutan mucho del audio tienen la capacidad de contar con mucha música en su dispositivo portátil y las DragonFly permitirán escucharla con otros audífonos o incluso en su sistema de amplificación en casa, con toda la calidad que está grabada o por una plataforma de streaming. Además de los
teléfonos inteligentes, el dispositivo puede conectarse a una tableta o una computadora, y reconocerá y entenderá el tipo de muestreo al que lo ajustemos, desde los 44,100 y hasta los 96,000 Hz”, menciona Salvador.

Sonido excelente en dimensiones compactas.
“Una de las diferencias entre los modelos DragonFly Black y Red es el amplificador, ya que la salida en voltios es el doble: de 1.2 en el DragonFly Black y de 2.1 en el DragonFly Red. ¿Qué significa eso? Que a mi equipo no le tengo que subir tanto al volumen con el Red para escuchar lo que yo escuchaba con un mayor volumen en el DragonFly Black, lo que redunda en menos esfuerzo para el dispositivo. Los dos hacen lo mismo, tienen el mismo rango, desde los 44 kHz hasta 96 kHz, pero la diferencia será la potencia. Ambos tienen un chip decodificador ESS y están capacitados para decodificar señales de hasta 32 bits”.

“Por otro lado, el control de volumen en el DragonFly Black es de forma analógica, lo que significa que obedece a un mando manual, mientras que en el caso del DragonFly Red también es análogo, pero lo hace de una orden digital y será más eficiente”, complementa el encargado de AudioQuest en Representaciones de Audio.
Después de conectarse el DragonFly al dispositivo, ponernos nuestros audífonos y reproducir nuestra música de alta definición, muy difícilmente vamos a querer quitarlo, porque esto hará posible que todo lo que tenemos grabado o lo que se transmita se escuchará muy bien. ¿Quién lo avala? Innumerables premios y reseñas de producto, catalogándolo como el mejor DAC en su tipo, que además es compatible con todas las plataformas de streaming de música y con todas las resoluciones, incluyendo los nuevos formatos de Mac, como Apple Lossless, o el Master Quality Authenticated (MQA) en su resolución nativa y por supuesto,Compact Disc y archivos MP3 o FLAC.

La potencia del cobalto.
“Una vez presentados los modelos que inician la serie, tenemos el nuevo dispositivo DragonFly Cobalt, que hará posible que disfrutemos de nuestra música aún con mayor calidad, ya que nos dará un sonido todavía más natural, dinámico y con mayor profundidad, y que tiene ciertas características que lo distinguen. Este DAC mejora en una proporción mucho más fehaciente el sonido que provenga de cualquier formato de alta resolución, ya que cuenta con un mejor procesador, un mejor chip y un amplificador de salida, también de 2.1 voltios; sin embargo, cuenta con mejores procesadores y tendrá mucho menos consumo de energía: hasta un 33 por ciento menos. Su salida de audio variable, digital también, entrega una señal óptima para altavoces o audífonos de alta gama, mientras que la conversión digital-analógica es de mayor precisión; además, incorpora un filtro reductor de ruido de interferencias e incluye el adaptador tipo C para los nuevos dispositivos, construido con cobre 100 por ciento sólido y un baño de plata al interior de sus conductores”, explica Salvador.

DragonFly Cobalt es completamente compatible con sistemas operativos Windows desde sus versiones 7 en adelante, con Apple desde su actualización 10.6.8 en adelante, con plataformas como iOS 5 y posteriores, y Android desde la actualización 4.1 en adelante para los teléfonos celulares. Estos datos son de suma importancia, porque el dispositivo debe estar actualizado para su compatibilidad con DragonFly en cualquiera de sus versiones. En el mundo de los audiófilos, para quienes buscan tener un DAC de alta calidad para dispositivos móviles o computadoras, este modelo es el más vendido”, finaliza el responsable de la marca en Representaciones de Audio.

Saber que podemos escuchar la música en nuestros audífonos y desde nuestro dispositivo móvil con una calidad superior a través de las DragonFly de AudioQuest bien vale la inversión que haremos. Es muy posible que ya no queramos escuchar nuestra música, series o películas sin estos DACs, y lo mejor es que siempre estará bien justificado. A veces solo es necesario tener un pequeño elemento para enriquecer nuestro entorno sonoro, que en la práctica se escuchará grandioso.



TE PUEDE INTERESAR

Conector USB Audioquest

Item No. DRAGONFLY RED

Conector USB Audioquest

Item No. DRAGONFLY COB

Conector USB Audioquest

Item No. DRAGONFLY BLK
Cargando
Cargando