¿Qué profesional del espectáculo no ha soñado con un lugar donde pueda conocer y probar en el momento que quiera, los equipos que le interesan en la actualidad, aquellos que son tendencia? La buena noticia es que un sitio así existe en la Ciudad de México y ahí es posible escuchar, ver, tocar y operar lo que tanto interés causan. Su nombre: Escenario 21.

 En un predio que originalmente albergó una fábrica de chocolates que con el tiempo fue reduciendo sus operaciones y que al final quedó como una tienda de los mismos productos, Representaciones de Audio compartía el espacio y ahí se instaló primeramente una bodega donde se levantaron trusses, una estructura y se armó un showroom. En dicho sitio comenzaron a realizarse actividades como cursos de ventas, de servicio, capacitaciones y demostraciones con todas las marcas que la compañía distribuye, como Shure, Nexo, SGM y Allen & Heath.
Un giro hacia la evolución.
De circunstancias adversas nacieron nuevas propuestas. “Con el temblor que sufrió la Ciudad de México en septiembre de 2017, el edificio se dañó en su estructura y un muro, de manera que el edificio se tuvo que demoler. La tienda de chocolates desapareció y se construyó todo de cero, con el objetivo de mostrar los productos con los que contamos, pero que también nos sirviera como laboratorio de pruebas para nosotros mismos y para hacer capacitaciones de una mejor manera. Pudimos pensarlo más a detalle, de acuerdo a lo que queríamos hacer”, explica el ingeniero Manuel Tapia, Gerente de Ingeniería y Proyectos en Representaciones de Audio y encargado de que todas las ideas que dieron origen a Escenario 21 se concretaran de la mejor forma, tal y como sucedió.
“El año pasado, en pleno confinamiento, tuvimos la primera reunión por Zoom con el arquitecto que llevaba la obra y nos presentó los planos en Autocad y unos renders, con lo que empezó todo”, recuerda el ingeniero Tapia. “Ahí también se hicieron unas bodegas y unas oficinas para Equipos y Cintas —empresa hermana de Representaciones de Audio—. Después de lanzar unas ideas, el área de Ingeniería y Proyectos se dedicó a concretarlas. Profesionales como “Chacho” Peniche nos ayudaron mucho con más ideas y a mí me tocó reunirlas y llevarlas a cabo; prácticamente tuvimos libertad para hacer lo que quisiéramos y así fue evolucionando todo poco a poco”.

“De lo primero que se hizo antes de que terminaran el piso fue un sistema de ductos para que cualquier punto del lugar estuviera comunicado con otro sin tener cables que pudieran estorbar. Se hizo una red de ductos con registros en diferentes lugares, así que desde la consola se puede llevar un cable al escenario sin que estos se vean, o hacia los extremos hasta las bocinas. Son ductos de 6 pulgadas para que quepa lo necesario en un momento dado: cables de energía, de audio, video, red y demás”, recuerda Manuel Tapia.

“Después de esto se instaló la estructura de escenario, que es bastante robusta y en la que se pusieron ganchos con un espacio de 80 centímetros entre uno y otro para colgar lo que se quisiera, como otras trusses, altavoces o luminarias. El techo del recinto tiene ocho metros de altura y estructuralmente se puede colgar lo que sea. En lo que sería la fachada pedimos una estructura más para poder colgar los arreglos lineales, por ejemplo, y hacer demostraciones con tiro hacia el patio, donde tenemos 40 metros de largo. Esto es una gran ventaja, porque estamos en casa y podemos manejar muy bien nuestro tiempo y espacio”.
“Una idea que fue muy importante y que provino de ‘Chacho”, señala Manuel, “fue colocar ladrillos atravesados en la parte superior del muro, para romper el frente de onda acústico y que no hubiera reflexiones indeseadas. Ese detalle fue excelente; además, todo el plafón es un material acústico, lo que mejoró mucho las condiciones del lugar, además de que también instalamos unos páneles que funcionan como material gráfico por la parte visible, donde se puede exhibir alguna marca o logo, pero atrás de eso son bastidores con material acústico absorbente. Uno de los más grandes que tenemos mide 3.20 metros de largo por 90 centímetros de alto, más otros abajo que miden 1.20 por 1.20 metros, lo que ayuda bastante a entregar un mejor desempeño sonoro”.
“Por otro lado, en el piso pusimos linóleo, además de un sistema de aire acondicionado que no cambió nada en la estructura, lo cual será muy conveniente en temporada de calor”.

Fue justo en marzo de este año cuando Escenario 21 abrió sus puertas de una forma continua y echó a andar todo lo que se planeó meses antes. “De hecho, un poco antes de esa fecha, lo primero que hicimos al exterior fue una demostración del sistema Vio 212, de db Technologies, a petición de un cliente. La marca es de Ampere Manufacturas —otra compañía hermana—, pero como el equipo exige mucha energía, se decidió hacerlo en el exterior del recinto, ya que la estructura y el centro de carga ya estaban listos”, comenta Manuel.
“El primer evento formal, semanas después, fue una capacitación de sistemas inalámbricos de Shure, con el lugar prácticamente terminado. A partir de ahí, se han hecho muchas capacitaciones, muchas de esta marca de microfonía, pero también de SGM, de Allen & Heath y de Nexo, firmas muy importantes para Representaciones de Audio. Por otra parte, también se realizaron las reuniones presenciales del evento Contacto 22 y afortunadamente hemos tenido muy buena respuesta, entre otras cosas porque tenemos la capacidad de tener muchos equipos para probar uno y otro, justo como un laboratorio de pruebas”.

Para muchas aplicaciones en distintos formatos.
“Las marcas que se hallan en Escenario 21 son de alto perfil: Shure, Nexo, Allen & Heath, SGM, Furman, König & Meyer, Belden, Radial y muchas más que van integrándose continuamente. Todas ellas contribuyen a que las actividades que ahí realizan se escuchan y se vean bien. Próximamente estarán presentes otras firmas, como los proyectores Nec y las pantallas Draper, además de los sistemas Biamp y los procesadores de audio Onkyo, que servirán para demostraciones incluso en el formato Dolby Atmos. Todo el cableado del recinto es Belden y tenemos otros equipos de video que nos faltan para complementar una mezcla de cosas interesantes. Se pueden encontrar bastantes equipos para demostrar y personas muy creativas para hacerlo de
una manera extraordinaria”, señala el ingeniero Tapia.

La idea de Escenario 21 es que los visitantes tengan conocimiento de lo que pueden empezar a usar en sus proyectos. “Al ser la marca de casa, también contamos con el sistema Axient Digital de Shure, el sistema de monitoreo PSM1000 y muchas más opciones de microfonía. Con la intención de que el espacio tiene que ser un muestrario de lo que está disponible, incluso si los mismos artistas desean venir a conocer lo que tenemos y realizar ensayos, se pueden hacer sin problema, porque hay consolas, microfonía inalámbrica, monitoreo in ear y de piso, PA, consola y luces. El escenario es modular para poder crecerlo, achicarlo, montar una pasarela o quitarlo y ubicarlo en el patio. La base donde están las consolas también es modular y cuentan con pasos de cable para que vayan ocultos, incluso de adentro hacia el patio y viceversa. Además, las mesas y los muebles son a la medida para que los usuarios tengan mayor ergonomía y la toma de corriente es capaz para hacer eventos grandes o tenemos la capacidad de instalar una planta externa que brinde energía”, explica Manuel Tapia.
De una manera concreta, con los clientes que así lo soliciten es posible concertar citas para conocer algún equipo en especial aunque no se encuentre instalado, ya que se tiene una gran facilidad para desmontar y montar los equipos que se requieran. Esto quedó demostrado con la organización de un evento de Shure Systems, y aunque el lugar está pensado para espectáculos en vivo, ésta fue una certificación que tiene que ver con el mercado de la instalación. Se colgaron micrófonos y bocinas de una manera muy accesible para simular un entorno corporativo.

En Escenario 21 la visión es siempre hacia adelante, como lo explica el Gerente de Ingeniería y Proyectos en Representaciones de Audio: “Lo siguiente que
estamos pensando es en instalar cámaras para broadcast. La compañía distribuye principalmente marcas de audio, pero eso mismo nos ha llevado a otros mercados como el corporativo en salas de juntas y demás, de manera que ahí integramos equipos como pantallas y proyectores, o en el mercado residencial, con muchas aplicaciones de cine en casa. En este sentido, instalaremos dos proyectores más e incluso otra pantalla más para realizar una experiencia como ésta”.

En cuanto al tema de las transmisiones por streaming, el lugar también tiene esa capacidad: “Queremos hacer producciones más elaboradas. El lugar es muy bueno y amplio, la acústica quedó muy bien y se presta para hacer cosas interesantes y mandarlas por streaming. Nos hacen falta algunas cosas para complementar la parte de video, pero es lo que sigue. También estamos considerando motorizar todo para hacer montajes y desmontajes más accesibles”.

“Igualmente importante es mencionar que el servicio de internet es suficiente en el lugar. Uno de ellos está diseñado específicamente para hacer streamings y otro para las necesidades de quienes nos encontremos ahí, para tener el ancho de banda adecuado para cada requerimiento”, señala el ingeniero Tapia.

Escenario 21 ha ido mejorando en el tiempo que lleva operando. Ahí, los interesados pueden encontrar todo lo necesario para dar forma a sus ideas y proyectos, probar los equipos y ver nacer más alternativas. En este lugar, además de la vista, el amor nace también del oído y del tacto.

Cargando
Cargando