Live Streaming: alternativas para los nuevos tiempos. 


Se le ha llamado nueva normalidad, pero desde hace meses, debido a la pandemia que estamos viviendo, la humanidad se está enfrentando a un cambio en la manera de interactuar en todos los ámbitos y uno de ellos son los eventos presenciales de todo tipo, desde las reuniones sociales hasta los conciertos de todos tamaños, pasando por actividades escolares, presentaciones de producto y eventos corporativos.
La tecnología ha sido un factor esencial para que continuemos comunicados ahora más que nunca y uno de los recursos que en estos meses se ha popularizado para estar presentes en muchos espacios, de manera virtual, es el live streaming.
¿De qué se trata?
Como su nombre en inglés lo indica, live streaming es la transmisión en vivo de datos vía internet, ya sea de audio, video o ambos, de manera que la audiencia pueda tener presencia virtual en eventos de cualquier magnitud. Así, todos aquellos que cuentan con acceso a las herramientas adecuadas pueden transmitir contenido en tiempo real a usuarios en diferentes lugares, pero es importante mencionar que la velocidad de internet es un factor esencial para realizar buenas transmisiones y recibirlas, ya que si existen pérdidas de conexión, esto puede interrumpir el contenido, a menos que el contenido se ponga a disponibilidad posteriormente.
El primer live streaming del que se tiene noticia se realizó en Silicon Valley en 1993, cuando la banda Severe Tire Damage tocó en la sede de Xerox, mientras en otra parte del edificio, los científicos conversaban sobre una tecnología que podría transmitir datos en tiempo real a través de internet y otros estudiosos ubicados en Australia pudieron seguir toda la transmisión. Un año después, los Rolling Stones transmitieron un concierto a una audiencia más amplia y así comenzó la era de los live streamings.

Con el avance tecnológico y la situación actual de distanciamiento social, hemos presenciado una gran cantidad de live streamings de todo tipo, que han llenado nuestras horas de educación, capacitación y entretenimiento, a través de plataformas masivas como Facebook, YouTube, Twitter, Instagram o Tik Tok, o con herramientas de trabajo colaborativas, como Skype, Zoom, Hangouts de Google, Google Meet, Microsoft Teams y otras, si se trata de varios participantes ubicados en distintos lugares.
Estamos viviendo, sin duda, un momento en el que nuestra presencia virtual es más fuerte que nunca, y como transmisores de live streamings, la calidad de los productos que usemos es fundamental para el éxito que tengamos.
Micrófonos
Una de las piezas esenciales para el buen sonido en los live streamings son estos dispositivos. Desde conciertos hasta sesiones de capacitación o videoconferencias, es importante que los micrófonos cuenten con características como salidas USB y XLR para usar en computadoras e interfaces profesionales, así como funciones de configuración adicionales, con acceso a apps para controlar el tono de voz y la distancia, mientras que para lanzamientos, presentaciones y propuestas importantes, es básico sonar como un profesional y que el dispositivo sea compatible con plataformas de conferencias como Zoom y Microsoft Teams.
Para aplicaciones musicales, son muy recomendables micrófonos digitales de condensador que incluyan salida de audífonos para monitoreo y presets DSP para retocar elementos como ganancia, ecualización y compresión, o micrófonos digitales de condensador de gran diafragma que graben audio en dispositivos iOS, para incluso sustituir a los grabadores en exteriores y que dispongan de presets DSP, compatibilidad con conector Lightning, y que cuenten con una app para poder realizar mezclas en plataformas iOS.
Por su parte, también es importante contar con una interfaz digital de audio que gestione las entradas, salidas y el procesamiento del sonido y que se conecte a una computadora o un dispositivo móvil, para hacer la transmisión más sencilla.
Bases
Para el adecuado soporte de los micrófonos a utilizar en los live streamings, existen opciones de gran calidad, pero es importante que las bases estén hechas de materiales resistentes, de fácil posición y ajuste y que sean estables o que incluso sean fonoabsorbentes para evitar ruidos indeseables durante la transmisión.
Audífonos
Cuando quienes realizan un live streaming requieren escuchar lo que hacen, la calidad en los audífonos también resulta básica, de manera que son recomendables aquellos que cuenten con diseño cerrado que eviten el ruido de fondo y ofrecen una potente respuesta en graves, además de que sean compatibles con la mayoría de los equipos profesionales y de gran consumo. Otra opción son los dispositivos que cuenten con aislamiento acústico gracias al diseño circumaural para eliminar el ruido de ambiente y mejorar la experiencia de escucha, con respuesta en frecuencia ampliada y capacidad de potencia optimizadas para el máximo rendimiento con dispositivos de audio profesionales.
Por otro lado, si lo que se requiere son audífonos intrauriculares, el buen desempeño tiene mucho que ver con características como un buen aislamiento, ajuste cómodo y seguro en el oído, así como sonido de rango completo en formatos pequeños.

Consolas análogas y digitales
Las consolas de mezcla para los eventos transmitidos por live streaming son equipos a tomar muy en cuenta y es necesario conocer sus principales características para seleccionar la que mejor se ajuste a las necesidades del proyecto. Tanto análogas como digitales, se pueden encontrar de diversas capacidades, para mezcla de transmisión de conciertos, lanzamientos o presentaciones de productos.
En el formato análogo, podemos encontrar consolas análogas desde seis entradas y efectos para conciertos de un solo músico, hasta dispositivos de 16 canales con inserción de efectos, preamplificadores y cuatro entradas estéreo con interfaz USB estéreo, para live streamings de bandas, de una manera muy sencilla y adaptable. En otras alternativas, para transmisiones donde haya pocos músicos o participantes, son convenientes las mezcladoras híbridas compactas con seis u ocho entradas e interfaz USB, con calidad de estudio, capacidad de grabación multitrack en la misma mezcladora o en la computadora.
Por lo que se refiere al formato digital, podemos encontrar alternativas de consolas con capacidades muy diversas, de muy fácil transporte, con 16 entradas expandibles a 32, 10 salidas de mezcla apps complementarias para control remoto, además de que el músico puede mezclar sus propios monitores vía su teléfono celular.
Otras opciones de consolas de mezcla digital para live streaming incluyen características como 16 entradas mono, 3 entradas estéreo, 12 salidas, grabación y reproducción multitrack a 18 canales y control vía tablet, o con pantalla táctil y opción a snake digital.
Interfaz de audio
Si entendemos que una interfaz de audio es el hardware que nos permite pasar la señal análoga a  la digital, ésta es una buena razón para escoger la que nos resulte más conveniente para el live streaming que vayamos a realizar, dependiendo de los equipos que queramos conectar. Así, debemos considerar las entradas y salidas con las que cuente, así como los preamplificadores y la conectividad (por USB, Firewire o Thunderbolt), por lo que podemos encontrar interfaces con 2 entradas y dos salidas, preamplificadores Ultra-HDDA, o inclusive con DSP para mezcla digital de baja latencia o que incluyen controladores class-compliant para asegurar su uso a futuro, tanto con computadoras como con tablets, y que pueden usarse hasta en tres modos de operación: como interfaz de audio, mezcladora digital y preamplificador de micrófono digital.
El live streaming es un recurso que puede hacer que nuestros eventos lleguen a cualquier rincón del mundo y eso nos abre puertas que antes no imaginábamos. Invirtamos en la mejor calidad a nuestras transmisiones.


TE PUEDE INTERESAR


Base de mesa para microfono

Item No. 23200-500-55
Cargando
Cargando