Podcast: formato en ascenso. 

Entendemos como podcast una publicación digital periódica en audio que puede descargarse de internet, ya sea en una página web o un blog y, por supuesto, desde plataformas muy conocidas como iTunes, Spotify, SoundCloud o Ivoox, entre otras. Son como programas de radio a la carta, a los que el público se suscribe vía un sistema de redifusión (RSS), para poderse escuchar en cualquier momento.

La palabra “podcast” tiene su origen en la contracción de “pod” (Personal On Demand) y “broadcast” (transmisión). Se ubica su nombre por vez primera en 2004, a raíz de un artículo del periodista Ben Hammersly en el periódico The Guardian.
En la actualidad existen cerca de un millón y medio de podcasts en el mundo, con más de 75 millones de episodios activos y mil millones de escuchas en más de cien idiomas. Como una gran cantidad de contenidos que se produjeron de manera digital en 2020 debido al confinamiento sanitario estricto que sufrió la humanidad, el crecimiento de este medio de comunicación superó los mil millones de dólares y para este año se contempla un crecimiento del treinta por ciento, gracias a la comercialización realizada por la publicidad y las suscripciones pagadas por un número cada vez mayor de escuchas a nivel mundial.
Un dato curioso: en 2020, los podcasts en español y portugués superaron a los producidos en inglés, lo que nos habla de las grandes oportunidades que existen para los creadores hablantes de estos idiomas.
Los temas para podcasts abundan y diariamente surgen más de ellos, ya que su producción es cada vez más accesible de manera profesional y pueden ser muy especializados. Algunos de los más escuchados en México hablan de historias y leyendas, comedia, meditación, consejos de belleza, superación personal, economía, política, psicología, cine, moda y música, entre muchos otros, lo que revela la importancia que ya tienen y la gran facilidad de consumo, gracias a su descarga y escucha cuando y donde sea posible.

La duración promedio de los capítulos de podcast es de entre veinte y treinta minutos y  actualmente, con actividades que se van abriendo poco a poco conforme se alivian los efectos de la crisis sanitaria, los horarios según los días
de la semana en los que se escuchan más podcasts son de lunes a viernes entre siete y nueve de la mañana, cuando vamos de salida al trabajo; de regreso, entre seis y ocho de la noche, y a partir de las once de la noche, mientras que los fines de semana se escuchan más podcasts durante las horas de la tarde.

¿Qué se necesita para producir un podcast? Primero que nada, una buena idea; algo que sea diferente y de estilo ameno, pero que tenga un guión que ordene la grabación. Ya que esto se encuentra definido, lo siguiente es seleccionar los equipos que se usarán para la producción, además del software de grabación y edición.
Para marcas como Shure, es básico que los creadores de los nuevos medios de comunicación, en este caso los podcasts, cuenten con equipos adecuados, como es el caso del podcast “Signal Path”, que trata de diversos temas de audio, o como sucede con Jill Beytin, de Bear Radio (red de podcasting con base en Berlín), o Mauricio Londoño (creador del podcast “La Música”).

Escojamos lo necesario para un podcast espectacular. 

Para seleccionar el mejor micrófono para nuestro podcast, podemos buscar uno que sea dinámico con salidas USB y XLR para usar en computadoras e interfaces profesionales, alguno de condensador cardioide y construcción robusta, uno con respuesta personalizada para un sonido cálido y natural, o alguno cardioide de gran diafragma doble.

Los audífonos también son fundamentales para la adecuada referencia sonora en la producción de podcasts, pudiendo encontrar opciones compatibles con los equipos profesionales, con diseño plegable que mejora la portabilidad o con espuma de alta densidad y lenta recuperación, que proporcionan horas de comodidad, importantes para el tiempo de grabación y edición.

Los soportes de micrófonos son importantes para mantener la estabilidad de dichos dispositivos durante la grabación y entre sus características pueden estar los articulados, los de mesa o con boom y base Euro-Style. Igualmente, las bases para monitores resultan de gran utilidad como referencia a la hora de la edición.


TE PUEDE INTERESAR

Base de mesa para microfono

Item No. 23200-500-55
Cargando
Cargando