Producir fuera de la caja. El reamp.
 
En estos tiempos, en los que las producciones musicales están dominadas por los procesos creativos hechos “in the box”, los términos VST, DSP, plug-in y emulación son cada vez más comunes, pero las cajas de reamp de Radial dan la posibilidad de dar vida a nuestras señales. Si bien el reamp es una técnica utilizada en guitarras, puede ser tan libre como la creatividad del músico o productor que la use, en baterías, instrumentos de software, voces y demás grabaciones que se nos ocurran, para pasarlos por una infinidad de pedales, amplificadores, bocinas y demás, obteniendo sonidos sorprendentes.

¿Qué es reamping?.
Vamos al inicio. El reamping es uno de los aspectos más emocionantes y creativos de la grabación, ya que es donde se puede utilizar la creatividad para crear nuevos sonidos para diferenciar la música. Radial es una marca líder mundial en tecnología de reamping con una variedad de herramientas para cada nivel de usuario. Se trata de un proceso de dos etapas en el que primero se graba un track “seco” o limpio y luego se vuelve a grabar, enviándolo a través de los amplificadores y efectos. Sus beneficios son muchos: desde la perspectiva del músico, la mejor interpretación suele capturarse cuando el artista está fresco. Antes del reamping, el guitarrista tenía que tocar durante horas, mientras los ingenieros movían los micrófonos en un esfuerzo por encontrar el sonido perfecto. Cuando el ingeniero estaba listo para grabar, el guitarrista ya estaba cansado y era más propenso a cometer errores.

Con el reamping, se graba el track y la preocupación por el sonido es posterior. En otras palabras, se registra la interpretación cuando el músico está en su mejor momento y luego, el ingeniero puede tomarse su tiempo para mover los micrófonos por la habitación, cambiar los amplificadores o agregar efectos, según sea necesario. Esto le permite volver atrás y cambiar el sonido del track para que se ajuste a la mezcla a medida que avanza la producción. El proceso es sencillo:
Paso 1. Grabación.
Se comienza conectando la guitarra al dispositivo Radial JDV-Pre, Radial J48 u otra. La conexión a través de esto se utiliza para alimentar el amplificador de guitarra. La salida de la caja se graba en el track 1 (pista limpia). Mientras esto se hace, también se puede colocar un micrófono frente al amplificador de guitarra y grabar. Esto quedará registrado en la pista 2 (el track de interpretación).

La grabación de una pista de interpretación tiene varios beneficios. La primera es que el guitarrista se sentirá cómodo y familiarizado con el sonido, lo que generalmente significa que el rendimiento será mejor. En segundo lugar, cuando el guitarrista genera retroalimentación sostenida, las notas sostenidas 
también se capturarán en el track 1, solo que allí estarán limpias. Si el guitarrista falla en una nota, ésta se puede mover o corregir fácilmente en el dominio digital. Además, también puede encontrarse que mezclar la interpretación original con una pista con reamp puede ofrecer resultados sorprendentes. Lo mejor de todo es que puede tomar estas decisiones a medida que se desarrolla la producción.

Paso 2. Reamping.
Cuando se ha capturado la interpretación con un track limpio, se envía la salida limpia de la pista 1 al Radial X-Amp, por ejemplo, y a partir de ahí, la señal se puede dividir en dos amplificadores y micrófono cada uno de forma independiente. Se agrega otro micrófono en la habitación o incluso pueden agregarse efectos de guitarra según sea necesario. Lo bueno de un proceso como el reamping es que una vez que se tiene el track, es posible buscar el sonido deseado, moviendo los micrófonos y cambiando la unidad de amplificador.

Pero falta todavía lo mejor. Durante la etapa de producción es posible llamar a todo tipo de guitarristas, dejar que usen el amplificador que les guste y luego hacer reamp con las señales para que todas los tracks del álbum suenen uniformes. Esto es lo que hizo Roger Nichols, ingeniero y productor de Steely Dan, quien descubrió que podría invitar a 3 o 4 músicos diferentes y aun así conservar el sonido distintivo de la banda.
Dos ejemplos.
Hablemos ahora de dos de los modelos disponibles de Radial para realizar reamping: los equipos X-Amp y ProRMP. El primero es un reamper activo que permite al ingeniero reproducir un track pregrabado a través de amplificadores de guitarra y pedales, lo     que abre la puerta a nuevas posibilidades y potencia el proceso creativo para que la grabación destaque. El equipo emplea un diseño de circuito de clase A único que ha sido optimizado para su uso con guitarras. Las características incluyen entrada de nivel de línea balanceada con indicador LED de pico y control de nivel, topología de circuito de clase A para un alcance y respuesta de frecuencia óptimos, una salida aislada del transformador para eliminar el zumbido causado por loops de tierra, un switch
de inversión de polaridad de 180 grados y otro switch de elevación de tierra doble para un funcionamiento sin ruido.

¿Cuáles son las aplicaciones del X-Amp? Como primer paso de reamp, se puede comenzar grabando un track  “seco”, usando una caja directa Radial J48 y dividiendo la señal, para después grabarla con un micrófono para que el guitarrista pueda escucharla. Como segundo paso, se puede enviar la pista “seca” a los amplificadores y pedales de guitarra, utilizando el X-Amp. Se ajusta el tono y se mueven los micrófonos hasta que suenen como se quiera y siempre es posible volver y continuar con el reamp más tarde.

Por si fuera poco, el reamping no es solo para guitarras. Se puede intentar enviar un track vocal a un amplificador o un pedal de distorsión Tonebone Classic-V9 para agregar calidez y fuerza. ¡No hay límites!
Por su parte, el ProRMP Reamp es un dispositivo pasivo acoplado por transformador diseñado para tomar una señal de nivel de línea balanceada y convertirla para que pueda controlar la alta impedancia de entrada de un amplificador de guitarra. Como dispositivo pasivo, no amplifica la señal de ninguna manera y resulta crítico para el rendimiento la respuesta de frecuencia y la baja distorsión que brinda, adaptándose muy bien para reamplificar y calentar la salida balanceada de un sistema inalámbrico, tomando la salida balanceada de esta conexión y enviándola a través del equipo.

El proceso de reamp con el ProRMP se realiza en los siguientes pasos: primero se graba el track de guitarra con una caja directa como Pro48 de Radial, lo que divide la señal para que el guitarrista pueda escuchar su amplificador mientras captura la interpretación limpia (“seca”). Posteriormente, se envía este track desde su sistema de grabación al ProRMP, lo que luego alimenta su amplificador de guitarra y pedales. Se ajusta el tono y se mueven los micrófonos hasta obtener el sonido deseado.

Las opciones que brinda Radial para llevar a buen puerto el reamp acrecentan la creatividad de los productores, ingenieros de estudio y músicos, demostrando que sus límites son los que ellos mismos se pongan y dando la oportunidad de que se superen a sí mismos. ¡Éxito a todos ellos con estas alternativas!


TE PUEDE INTERESAR


Caja directa activa Radial

Item No. USB PRO

Interfase Radial

Item No. TWIN-ISO

Auto switcher Radial

Item No. SW-8

Balanced remote AB switcher

Item No. RELAY XO

Interfaz éstereo Radial

Item No. PRO-ISO

Caja directa pasiva Radial

Item No. PRO-AVI

Caja directa pasiva Radial

Item No. PRO-AV2

Caja directa Bluetooth

Item No. MINI TRS

Splitter Radial

Item No. JS-3

Interfaz Radial J-ISO

Item No. J-ISO

Caja directa y simulador Guitar Amp

Item No. JDX DIRECT-DRIVE

Caja directa pasiva JDI Radial

Item No. JDI STEREO

Caja directa pasiva JDI Radial

Item No. JDI DUPLEX

Caja directa activa Radial

Item No. J48 STEREO

Interfase de efectos Radial

Item No. EXTC-500

Caja directa Bluetooth

Item No. BT-PRO
Cargando
Cargando