Sobrecargas y sobrevoltajes: ¡cuida tus equipos!. 


Es viernes. Han planeado una tarde de películas y palomitas para estrenar el Home Theater que acaban de comprar y cuando está todo listo, se va la luz por unos minutos. Al poco tiempo, la energía eléctrica regresa y como es acostumbrado, llega con mucha intensidad. Quieren volver a encender la televisión y, para su desagradable sorpresa, no pasa nada. La televisión se quemó.

¿Dónde estaba conectada? A un multicontacto genérico, junto a la computadora, la consola de videojuegos y el cargador del celular.

¿Les ha pasado? Tal vez no y quizá se los han contado, pero son las consecuencias de no prever los sobrevoltajes y las sobrecargas de la corriente eléctrica que ponen en peligro a nuestros equipos. Mejor no esperar a que eso ocurra.
La energía eléctrica que llega desde la calle a nuestras casas y edificios no viene de manera estable. Cuando el voltaje rebasa el umbral de operación de 127 a 130 volts, los equipos puedan quemarse. Además de esto, también pueden caer rayos, tener un cableado incorrecto al interior del lugar o el que viene de la red externa, dispositivos de iluminación y motores que puedan estar instalados en el lugar, como los de aire acondicionado que no estén funcionando bien, entre otras razones, lo que en suma puede tener consecuencias en nuestros equipos, como Home Theaters, computadoras, proyectores, consolas de videojuegos, sistemas de audio y electrodomésticos.

Por otro lado, con sobrecargas (cuando conectamos más equipos que los que
las especificaciones permiten), puede ser que nuestros dispositivos también sufran daños e incluso se provoquen accidentes lamentables.

Está en nuestras manos evitar situaciones desagradables y proteger nuestra inversión. Salvador Guzmán, líder de marca en Representaciones de Audio, explica: “Desgraciadamente, esto no es valorado por el usuario y no creen que les pase, por lo que la protección a sus equipos la dejan al final. Conectan sus equipos solamente a multicontactos y esto puede tener graves consecuencias”.
“Lo primero que podemos hacer, independientemente si es un proyecto residencial o profesional, es estar consciente del consumo total de carga eléctrica que se va a necesitar, dependiendo de los equipos que estoy conectando; por ejemplo, si en mi proyecto instalé tres amplificadores, dos proyectores, microfonía, iluminación, computadoras y demás, el responsable del proyecto tiene que considerar qué cantidad de energía está demandando para poder gestionar y decidir qué equipo es el adecuado para protegerlos de sobrecargas y sobrevoltajes, mientras que en un proyecto residencial, conectaremos tal vez una television, un Home Theater, equipos de cómputo o electrodomésticos y el consumo será distinto, pero siempre hay que definir prioridades de protección”.
Marcas hermanas, mercados diferentes
Con esto en mente, lo siguiente es conocer los dispositivos que nos ayudarán con esta tarea. Salvador cuenta acerca de las alternativas que marcas como Panamax y Furman ofrecen: “Ambas integran tecnología de protección local interna de gestión de energía para distintos equipos. La primera está destinada a aplicaciones residenciales, mientras que la segunda está orientada al mercado profesional, aunque cabe mencionar que Panamax compró las tecnologías de protección y de filtración de ruido eléctrico de Furman, haciendo a las dos firmas una alternativa sumamente confiable. Las características de cada marca, para cada nicho en el que son empleadas, son: nivel de protección contra olas o picos de voltaje, la tecnología EVS o Desconexión de Voltaje Automático, que vigila el voltaje y desconecta en forma automática en el caso de voltaje extremo, y la tecnología de Filtración Lineal (LIFT), que permite eliminar toda la ‘basura’ del voltaje para darnos una señal de energía pura”.
Además de estas tecnologías, existen modelos de Panamax y Furman que cuentan con la innovadora tecnología de monitoreo y gestión de energía por vía remota a través de conexión IP llamada BlueBolt 2.0, que permite simplificar y tener aplicaciones como la vigilancia remota de los sistemas eléctricos o electrónicos involucrados en instalaciones audiovisuales, de cómputo y demás en lugares como auditorios, salas de conferencia o edificios corporativos, estudios de grabación, o en entornos residenciales, para sistemas de Home Theater, consolas de videojuegos y electrodomésticos.

“BlueBolt 2.0 brinda la posibilidad de integrar distintos equipos, combinando incluso dispositivos de Panamax y Furman, permitiendo simplificar la integración de un sistema audiovisual. Esto se hace con productos como los M4315Pro y SM3Pro, de Panamax, y F1000-UPS o F1500-UPS, de Furman, que son bastante completos, ya que brindan protección contra picos de voltaje, se gestionan a través de red y se pueden instalar en un rack dentro de un site, o en muro, o a techo, a través del adaptador incluido. Con ellos es posible reiniciar el sistema, en caso de que haya un corte de energía o una sobretensión y lo podemos hacer a través de IP. Además, los F1000-UPS y F1500-UPS tienen la posibilidad de hacer respaldo de energía, en caso de un corte, lo cual es muy útil en instalaciones como estudios de grabación. BlueBolt 2.0 es un valor agregado”, explica Salvador.
“Lo primero que se requiere es saber qué equipos electrónicos se ocuparán regularmente, como televisiones, computadoras, iluminación, proyectores de video, equipo de sonido o microfonía, ya sea de uso residencial o profesional. De esta manera, el usuario siempre sabe qué está pasando con todos los equipos, en una o varias locaciones, a través de la aplicación BlueBolt Mobile para celulares, tablets o computadoras”, comenta Salvador.
De la mano de los productos Panamax y Furman, también están disponibles las opciones de racks de instalación que ofrece la marca Sanus, que permiten instalar y dar prioridades de conexión y funcionamiento a distintos equipos, con la facilidad de dar mantenimiento y agregar otros dispositivos, con beneficios como su puerta desmontable tanto del lado izquierdo como el derecho, adecuados para aplicaciones residenciales y profesionales.

De lo que se trata es de que la protección de nuestros equipos sea un tema cotidiano, como comenta Salvador: “Todo estos dispositivos necesitan energía eléctrica y si no consideramos que pueden dañarse por una sobrecarga o un sobrevoltaje, no le estamos dando importancia a nuestra inversión. Panamax y Furman cuentan con productos para cada necesidad para formar una cultura de prevención ante estas situaciones y todo depende de valorar lo invertido en nuestros dispositivos”.

Ahora lo sabemos y está de nuestra parte. ¡Cuidemos nuestros equipos!


TE PUEDE INTERESAR

Cargando
Cargando